Mercado de combustibles

La reciente crisis causada por el traslado del incremento del precio internacional del petróleo a los precios locales de los combustibles al consumidor, expuso la frágil institucionalidad y débil confianza vigente en nuestro país en torno a la economía social de mercado, sistema de organización económica que hemos elegido los paraguayos como mecanismo para la fijación de precios en la economía.

Nuestro país no produce petróleo, compramos el 100% de los combustibles del exterior y es crítico garantizar su abastecimiento en tiempo y forma, al menor costo posible. El volumen importado en el 2021 fue de 2.150.000 toneladas, un consumo de alrededor de 60 mil barriles de petróleo por día, apenas el 0,06% del consumo mundial, absolutamente imperceptible, por lo cual somos absolutos tomadores de precios internacionales. En el traslado de estos precios internacionales al mercado interno impactan otras pocas variables: Seguros y flete fluvial, la cotización del dólar, el impuesto selectivo al consumo y los márgenes de comercialización mayorista y minorista. El régimen de importación y distribución es libre, con algunos requisitos de capacidad de almacenaje, y operan alrededor de 21 emblemas con unas 2.500 estaciones de servicios en todo el país. Los cuatro emblemas principales manejan cerca del 60% de las estaciones de servicios y la empresa estatal Petropar opera una cantidad cercana al 10% de los mismos.

Por otro lado, hay algunas evidencias relevantes que podemos extraer del comportamiento del mercado en las últimas semanas, de consumidores y empresas comercializadoras, que pueden servir de insumo para mejorar el funcionamiento y los resultados de un sector crítico para la ciudadanía y para la economía en general.

En primer lugar, se observó una alta sensibilidad de los consumidores a las diferencias de precios, indicando una elevada elasticidad de la demanda. Durante algunos días los precios de Petropar fueron artificialmente inferiores, por efecto del subsidio, en alrededor del 30% con respecto a los demás emblemas, y los consumidores se volcaron masivamente a sus estaciones de servicios, a pesar de las largas colas y tiempos de espera. Siguió ocurriendo lo mismo una vez eliminado el subsidio y Petropar reajustó sus precios pero manteniéndolos inferiores en torno al 5% con relación al resto, hasta que finalmente, los otros emblemas redujeron sus precios equiparándolos a los de Petropar. Esta elevada elasticidad implica que difícilmente existan diferencias de precios entre los emblemas.

En segundo lugar, a pesar del gran número de estaciones de servicios que operan en el mercado, se notó una importante desconfianza de la opinión pública y de los consumidores respecto al comportamiento competitivo de los mismos, en la fijación de precios. Hay una percepción de que los reajustes de precios al alza son inmediatos y las reducciones son demoradas o no realizadas en su totalidad ante cambios en los costos de importación o en la cotización del dólar, sugiriendo una coordinación entre los principales emblemas en la fijación de los precios.

Es fundamental recuperar y preservar la confianza ciudadana en el funcionamiento eficiente de los mecanismos de mercado. En este sentido, es muy importante el rol de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (Conacom), que debe involucrarse, evaluar el funcionamiento del mercado, identificar los factores que pudieran estar obstaculizando la competencia, a pesar del alto número de participantes y sugerir los cambios necesarios para mejorar su efectividad. Por otro lado, es necesario regular adecuadamente la participación de Petropar, de tal forma que su comportamiento no genere o no incremente las distorsiones, sino que busque evitarlas. Una política de precios apropiada de Petropar, considerando costos eficientes y un margen de utilidad razonable, puede influir positivamente en los ajustes de precios del mercado, al alza o a la baja.

A pesar de los errores cometidos, podemos sacar aprendizajes de esta crisis y realizar cambios que mejoren el funcionamiento del mercado de combustibles, con más competencia que resulte en precios menores, transparentes y mejor calidad de servicios.

Artículos relacionados

¿Subsidiar combustibles? Mala decisión

Los precios internacionales del petróleo pegaron un salto luego de las sanciones impuestas por EEUU y la Unión Europea a Rusia por su invasión a Ucrania. Como Rusia produce alrededor del 10% del petróleo utilizado en el mundo, su potencial salida del mercado produjo un ajuste inmediato en los precios del barril y de los…

Combustibles: Garantizar el abastecimiento

El mercado de combustibles, tanto internacional como local, sigue convulsionado. Hace unos días el presidente de los EEUU de América reclamó a las grandes empresas petroleras que los precios de la gasolina en su país habían superado un pico histórico de USD 5.0 por galón y les exigió incrementar la producción. Los gremios empresariales del…

El transporte público

César Barreto Otazú Dentro de las tantas crisis que estamos enfrentando, esta semana se sumó la del transporte público, con amenazas de paro por parte de los empresarios transportistas si el Poder Ejecutivo no determina un reajuste del pasaje. El transporte público de pasajeros es un servicio esencial para la ciudadanía, por lo cual merece…

¿Fijar fletes por ley? Mala idea

La semana pasada estuvo marcada por la manifestación de camioneros reclamando la aprobación de un proyecto de ley que regule la fijación del flete que cobran por el transporte de cargas. Este servicio es esencial para el funcionamiento del sistema económico del país, debido a que los bienes que se producen en un lugar geográfico…

Censo Agropecuario 2022

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) está encarando la realización de un censo agropecuario después de 14 años, el último se había terminado en el año 2008. Todo censo es muy importante porque provee información básica, precisa y universal, la cual es un insumo fundamental para la evaluación de los resultados y la recalibración…

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *