Eje temático 1, Tema 1
En Progreso

¿Hacia dónde van las cajas jubilatorias de nuestro país?

DENDE Admin mayo 18, 2024

PLANTEARAN LEY DE EMERGENCIA PARA EVITAR COLAPSO DE LA CAJA FISCAL

Advierten que el sistema de las cajas jubilatorias es una bomba de tiempo

Un panorama bastante preocupante es la que envuelve a las cajas jubilatorias del país y, de no tomarse medidas correctivas en el inmediato plazo,  puede darse un colapso del sistema, representando un problema no solo para el Estado sino para todo el país. 

¿Hacia dónde van las Cajas Jubilatorias de nuestro pais? fue el tema debatido en el espacio de Plaza Púbica, organizado por Democracia en Desarrollo (Dende), durante el cual se analizó esta problemática actual, teniendo en cuenta que el sistema de jubilaciones tiene graves problemas y necesita reformas muy profundas. Participaron del conversatorio el senador Stephan Rasmussen; viceministro de Economía del Ministerio de Hacienda, Ivan Haas y el ex ministro de Hacienda, Manuel Ferreira, bajo la moderación de Yan Speranza.

Todos los expositores coincidieron en que el sistema de jubilaciones del país necesita medidas imprescindibles y perentorias para volverlo sostenible, siendo el caso más urgente el de la Caja de Jubilaciones y Pensiones (Caja Fiscal), debido al déficit generado por algunos sectores que la componen, el cual está siendo subsidiado por los ahorros de la citada Caja por una parte y, por otra,  por recursos provenientes de los impuestos que pagan los contribuyentes al Estado paraguayo.  De no asumirse una medida urgente, estos ahorros terminarían en el 2027 y se tendrá que subsidiar íntegramente con los impuestos que pagan los contribuyentes.

Stephan Rasmussen, Iván Haas, Manuel Ferreira Brusquetti – 14/7/2021

En la apertura del debate, el titular de Dende, Alberto Acosta Garbarino, arrancó con un rápido análisis de la situación, dando cuenta por una parte de la baja cobertura (apenas 20% de la población económicamente activa aporta a una caja) y, por otra, habló de un esquema bastante fragmentado, con ocho cajas jubilatorias que cuentan con parámetros, beneficios y condiciones muy heterogéneas, siendo el común denominador la ausencia de un esquema de supervisión.

En todas las cajas rige el sistema de reparto, lo que implica que se aporta a un fondo común, del cual se pagan las jubilaciones de los pasivos, siendo este esquema muy parecido al esquema Ponzi, pues terminará beneficiando a los primeros aportantes, en detrimento a los últimos que van ingresando. “Es un esquema prácticamente de estafa”, puntualizó Acosta Garbarino, pues la caja debe nutrirse permanentemente de nuevos aportantes para que quienes están hace tiempo se jubilen y puedan recibir sus beneficios.

Recordó, asimismo, que desde hace varios años se viene buscando reformar el sistema jubilatorio sin mucho éxito, al tiempo de advertir que a medida que vaya cambiando el Bono Demográfico, el colapso de las cajas se irá precipitando.  “Paraguay va a tener un envejecimiento de su población en los próximos años y tenemos la suerte de que estamos a tiempo”, puntualizó.

El viceministro de Economía del Ministerio de Hacienda, Iván Hass, explicó la situación actual de la Caja Fiscal, remarcando que el sector de los docentes se cubre con los ahorros de la citada caja y la jubilación de las Fuerzas Públicas (policías y militares) hoy ya se está pagando con recursos tributarios. “Lo que va a pasar en el 2027 es que se terminarán esos ahorros de la Caja Fiscal y el 100% del déficit tendrá que cubrirse con recursos tributarios”, acotó.  Este déficit estaría superando los 3.000 millones de dólares entre el 2026 y 2027 si no se toman medidas en el corto tiempo. “Hoy deberían tomarse medidas para evitar perjudicar a los jubilados” advirtió.

Proyecto de emergencia para evitar que Caja Fiscal explote

En ese sentido, Hass adelantó que el Ministerio de Hacienda está preparando dos proyectos de Leyes, uno de ellos se refiere a un proyecto de emergencia que permitirá oxigenar este déficit porque “lo de la Caja Fiscal está a la vuelta de la esquina, estamos hablando del 2026, 2027, y esto ya va a explotar”.

Aclaró que no se está hablando de reformas con este proyecto, sino más bien es para generar un respiro financiero urgente y mientras seguir discutiendo la reforma propiamente dicha de la Caja Fiscal. Para ello, se requiere un consenso entre todos los sectores y, de ninguna manera, se pretende instalar una discusión de Hacienda versus jubilados. “Lo que proponemos es para ayudar a no llegar a un nivel de crisis que perjudique a los jubilados”, puntualizó.

Adelantó que una opción es que aquellos sectores que hoy acceden a una edad temprana a la jubilación puedan seguir aportando estando ya jubilados,  hasta llegar a la edad de 62 años, como lo están haciendo actualmente el sector de los funcionarios civiles.

Recordó que actualmente hay una ley vigente que establece el prorrateo de los ahorros de la Caja Fiscal, la misma rige para el sector de funcionarios civiles que hoy está subsidiado por dichos fondos. Llegado el momento, terminan los ahorros de la Caja Fiscal, se pagará al sector civil hasta donde alcance, a excepción de las fuerzas públicas que cuentan con otra normativa, que les permitirá hasta cierto punto ser subsidiados por los impuestos de los contribuyentes, explicó el subsecretario de Economía.

Necesidad de incluir en la agenda política

Por su parte, el senador Stephan Rasmussen calificó de catastrófica la situaciòn del sistema jubilatorio y es un tema preocupante que los políticos deben tomar en serio, pues recordó que las reglas de juego fueron cambiando a partir del 2012, pues por cuestiones electorales se iban sumando beneficios a diferentes sectores.

“Dentro del ambiente político, lastimosamente se prioriza como decía Churchill las futuras elecciones y no las futuras generaciones; y el tema de las Cajas jubilatorias es tal cual”, remarcó al tiempo de hacer hincapié en la necesidad e importancia de hablar ahora de este tema incluyendo a la sociedad civil, de manera a ir creando conciencia y presión ciudadana para alcanzar una solución. Es importante que la ciudadanía entienda que podría no llegar a jubilarse pero resulta que hoy está pagando con sus impuestos a personas que se jubilan a los 42 años de edad.

El legislador es de la opinión de que la Caja Fiscal debe salir del Ministerio de Hacienda pues no es un dinero publico, por lo tanto, no debería ser un programa de dicha Cartera de Estado. “Dirìa que hasta es un problema casi inconstitucional”, acotò.

Respecto al Instituto de Previsión Social (IPS), Rasmusssen sostuvo que es una caja de pandora, del que tampoco se sabe qué pasa, pues es administrado por el Poder Ejecutivo, los cálculos actuariales se realizan adentro y nadie de afuera hace un profundo análisis.

“Entonces, todo el sistema previsional está en crisis y el punto principal es que hay que sentarse a buscar soluciones. Lo que creo es que no hay solución mágica, no hay solución de golpe, por un lado. Pero, por otro lado, el peor camino es el statu quo, pues el no hacer nada ya sabemos adónde nos va a llevar”, advirtió Rasmussen y, a la vez,  añadió que “nos va a llevar finalmente a que el jubilado se va a ir a querer cobrar su haber jubilatorio y se le va a decir: no hay plata”. Al colapsar las cajas, ni los impuestos alcanzarán para financiar un sistema jubilatorio que no puede sostenerse con los recursos de los propios aportantes.

Sistema actual es similar al esquema Ponzi

En tanto el ex ministro de Hacienda, Manuel Ferreira, coincidió con Alberto Acosta Garbarino en que el sistema jubilatorio se maneja bajo un esquema parecido al Ponzi, porque para sostenerse necesita que cada vez más ingresen nuevos aportantes, quienes al final corren el riesgo de no recibir sus beneficios.  Respecto a la Caja Fiscal, recordó que desde el 2015 arrastra un déficit, que en el 2020 llegaba a alrededor de USD 574 millones. “Durante este año vamos a pagar USD 170 millones para unas 30.000 a 40.000 personas y este número en el 2029 podría llegar a USD 850 millones”, acotó.

Ferreira recordó que  muchas veces nos preocupamos de temas como la deuda externa, pero eso tiene mucho más previsibilidad, pues se pueden pagar intereses y bicicletear el capital por decirlo de alguna manera.

También hizo hincapié en que estaremos a mediano plazo ante un envejecimiento de la población, pues actualmente los jóvenes sostienen las cajas jubilatorias. Esto pasó en Alemania, Francia, donde mucha gente ya no alcanzó a jubilarse.

Hoy estamos ante un problema de acción colectiva, señaló el ex ministro Ferreira, pues tenemos 700.000 personas que están siendo pagadas por más o menos 7 millones de paraguayos. “Es decir, el 10% de la población es la que podrá jubilarse, entonces hay un problema de inequidad grande, por lo tanto, debemos trabajar en un programa que permita revolucionar toda esta situación».

Durante el debate, Yan Speranza  remarcó que este tipo de situaciones son temas que deben ser debatidos en forma más sostenida, pues el objetivo es dar visibilidad al problema para ir instalando y discutiendo las diferentes opciones de soluciones. No obstante, señaló que lastimosamente a veces se estancan por la falta de viabilidad política. “Lo que pasa es que el Gobierno es muy débil, por lo que no se puede hacer mucho”.

Necesidad de visibilidad el problema para buscar soluciones

El problema actual en torno a este tema es grande y tendrá dimensiones gigantescas en muy poco tiempo, por lo que es importante visibilizarlo, añadió Speranza. Si bien la urgencia hoy es la Caja Fiscal, el caso del IPS a mediano plazo también representará un problema similar, acotando que las reservas actuales podrían cubrir hasta el 2040, pero luego los fondos también estarían agotados.

Del debate surgieron varias propuestas, además de la ley de emergencia planteada por el viceministro Hass, el ex ministro Ferreira habló de una jubilación universal de unos 2 salarios mínimos y el legislador Rasmussen insistió en que esta problemática ocupe la agenda política para buscar reformas estructurales pues podríamos estar ante un eventual estallido social cercano.

Durante el debate organizado por Dende, todos coincidieron en buscar consensos y en la necesidad de contar con una Superintendencia de Pensiones que pueda ejercer el rol de supervisión como en el sistema financiero que se tuvo que implementar un órgano supervisor debido a que el país atravesó una etapa de crisis bancarias en el pasado. Desarrollo en Democracia (Dende) lleva adelante este espacio denominado Plaza Pública con el objetivo de contribuir con el país a través del debate sobre los temas más importantes que guardan relación con el presente y futuro del desarrollo del Paraguay.

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Al interior de Caja Fiscal cada sector tiene sus propias reglas y parámetros para acceder a los beneficios de la jubilación, por lo tanto cada sector tiene realidades distintas. Es justo y necesario crear LEYES que rija por IGUAL PARA TODOS.