Libre comercio con Chile

El miércoles pasado participé del seminario sobre el Tratado de Libre Comercio Chile – Paraguay: Oportunidades y Desafíos, organizado por la Universidad de Chile y las cancillerías de ambos países.

Este es un paso muy importante en el relacionamiento económico entre nuestros países, porque otorga una mayor seguridad jurídica en los negocios entre los sectores privados, además de abrir nuevas oportunidades que, en la medida de su aprovechamiento, profundizarán aún más la integración económica e incrementarán la inversión, el crecimiento y el empleo tanto en nuestro país como en Chile.

Según informaciones del BCP basadas en datos de Aduanas, las exportaciones de nuestro país pasaron de alrededor de USD 600 millones FOB en el año 2010 a unos USD 1.000 millones el pasado año 2021, un incremento del 65%. En el año 2021, los productos de origen agropecuario representaron más del 90% del total; carne vacuna (71%), pellets de soja (15%) y cereales, maíz y arroz (5%). Sin embargo, llama la atención la aparición de nuevos productos u otros que representaban montos poco significativos en 2010, como productos de papel y cartón (USD 10 millones); productos plásticos (USD 7,5 millones) y tapas de aluminio (USD 26 millones); estos productos resultan del procesamiento de insumos importados e indican una incipiente integración con las cadenas de valor chilenas, similar al ya desarrollado con el Brasil, confirmando la competitividad de nuestro país como centro de procesamiento industrial para la región y el resto del mundo. Son necesarios los acuerdos comerciales, de inversiones y de no doble tributación para poder insertarnos efectivamente a las cadenas regionales y globales de valor. En este sentido, este Acuerdo de Libre Comercio con Chile es un paso muy significativo.

Por otro lado, las importaciones provenientes de Chile ascendieron a USD 111 millones en el 2021, similar al observado en el 2010. Los cinco principales productos fueron medicamentos (15%); vinos (12%); alimentos diversos (9%); alambres de cobre (6%); y cigarrillos (4%). A esto hay que sumar las importaciones provenientes de la Zona Franca de Iquique de productos de extrazona por USD 350 millones. Por lo tanto, el último año hubo un saldo comercial favorable a nuestro país de USD 540 millones.

Estos flujos comerciales reflejan las bases competitivas y las diferencias en los niveles de desarrollo entre ambos países, dado que ambos tienen políticas económicas neutrales. Chile tiene una población de 19,2 millones de personas. Un ingreso percápita que, medidos en dólares corrientes, es el triple del de nuestro país y es el doble en dólares internacionales de paridad de poder de compra. Tiene una población con mayor nivel de capital humano, más tecnología incorporada en los procesos productivos, y mayor capacidad empresarial que el nuestro; todo esto, sumado a sus abundantes recursos minerales y de pesca, lo posiciona a Chile como altamente competitivos en productos de alta tecnología y diseño, cobre, productos de pesca, servicios profesionales, etc. Paraguay, en cambio, es el país de bajo costo con una población de 7,2 millones de habitantes. La tierra fértil, el buen clima, la abundante energía limpia y gente joven de mediana calificación, combinados con regímenes flexibles de importación de insumos y componentes de cualquier parte del mundo, nos posicionan como un país altamente competitivo en productos agroindustriales alimenticios, en el procesamiento y ensamblaje de productos industriales en ciertas etapas y cadenas de valor y en la prestación de servicios de soporte de negocios, como contact centers.

Los flujos comerciales observados en los últimos años reflejan la complementariedad entre ambas economías y las enormes oportunidades que pueden ser desarrolladas en la medida en que sean percibidas por los empresarios de ambos países y se puedan minimizar los riesgos involucrados en las inversiones y las transacciones económicas. Por lo tanto, es urgente la puesta en vigencia del Tratado de Libre Comercio ya firmado y la activa promoción de los negocios y las inversiones en los ámbitos empresariales para maximizar sus potenciales beneficios para ambos pueblos.

Artículos relacionados

La marcha de la economía

Se está yendo la primera mitad del año y es necesario analizar la marcha de la economía mirando en perspectiva, de tal manera a recalibrar los planes operacionales y de inversión. A fines del año pasado, las distintas proyecciones indicaban una recuperación robusta, pero con riesgos importantes ligados al impacto del fenómeno de La Niña…

Punto de inflexión

El martes pasado participé del Primer Congreso Paraguayo de Investigadores y Hacedores de Políticas Públicas, organizado por el Ministerio de Hacienda con el apoyo del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF). Un excelente evento que tuvo como participantes a economistas de primer nivel internacional, incluyendo a un reciente premio nobel. Hay coincidencia en que…

Censo Agropecuario 2022

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) está encarando la realización de un censo agropecuario después de 14 años, el último se había terminado en el año 2008. Todo censo es muy importante porque provee información básica, precisa y universal, la cual es un insumo fundamental para la evaluación de los resultados y la recalibración…

Libre comercio con EEUU

En las últimas décadas la importancia de China Continental en la economía y el comercio mundiales ha crecido significativamente. Hoy es el principal comprador de carne vacuna y soja, nuestras principales exportaciones. Sin embargo, nuestro país no puede exportar directamente a China porque ella nos exige romper relaciones con Taiwán. Esto limita nuestras posibilidades de…

Entorno menos favorable

En lo que va del 2020 se ha notado un fuerte rebote en todas las economías del planeta como resultado del rápido proceso de vacunación y de las masivas inyecciones fiscales y monetarias realizadas, de esta forma, la mayoría de los países han recuperado los niveles de actividad económica previos a la pandemia. Sin embargo,…

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *